Cómo funcionan las máquinas de medicamentos

InstyMeds ha dado un nuevo giro al concepto de distribución automática en general, y a la dispensación de medicamentos en particular. La firma estadounidense proporciona un servicio médico, totalmente automatizado, que centra sus actuaciones en la dispensación de servicios ambulatorios y medicamentos previamente recetados y prescritos por el responsable sanitario.
En los últimos ejercicios, la compañía ha superado el millón de medicamentos dispensados sin error, según han comunicado públicamente. Para mejorar y depurar aún más su modo de funcionamiento, InstyMed se ha asociado con empresas del sector como Molina HealthCare Group y prestar así un mejor servicio. Aunque todavía suene a un concepto muy lejano en nuestro entorno, el modus operandi no es tan descabellado y los resultados en el mercado estadounidense lo avalan. El dispensador InstyMeds permite a los pacientes obtener sus medicamentos recetados en el punto de atención sanitaria en pocos minutos.
Una vez recetado el medicamento, el médico ordena la dispensación del producto a través de una plataforma web, que expide un comprobante con un código que va a parar a manos del paciente. Con una pantalla táctil de gran calado interactivo, el paciente introduce el código, su fecha de nacimiento y se inicia el proceso de distribución. Para el pago, se puede utilizar hasta la tarjeta de crédito una vez la pantalla táctil muestre el precio final del medicamento. Un nuevo servicio automático, con grandes dosis de efectividad, al servicio de un modelo más sencillo en atención sanitaria.